Dubái, con su pensamiento de vanguardia, tiene una historia fascinante. Este itinerario de dos días te da la oportunidad de regresar en el tiempo el primer día de tu estancia para luego dar un salto hacia su presente futurista en el segundo día

Día 1: Una probada del pasado en el viejo Dubái

Da 1 Una probada del pasado en el viejo Dubi

Dubái empezó como una diminuta villa de pescadores hace alrededor de 4,000 años y siguió siéndolo hasta los años treinta del siglo XIX cuando la tribu Al Maktoum, la familia que gobernaba Dubái, lo transformó en un pueblo libre de impuestos.

Fueron los mercaderes persas de Bastak, los primeros comerciantes que lograron cruzar el Golfo de Arabia, quienes construyeron las bellas residencias con patio en la vieja Bastakiya (foto de arriba), reciente renombrado como el Vecindario Histórico Al Fahidi. Empieza tu descubrimiento del Viejo Dubái aquí, en los callejones llenos de brisa del barrio atmosférico, salpicado de pequeños museos, galerías y cafés. Empieza probando la cultura local mientras pruebas la comida de los emiratos en un “Desayuno cultural” en el Centro de Entendimiento Cultural Sheikh Mohammed.

Cerca de ahí, puedes aprender más sobre la historia de la ciudad en el Museo Dubai, en el fuerte Al Fahidi, el edificio más antiguo de la ciudad, que data de fines del siglo XVIII. El aire acondicionado ofrece un fantástico respiro del calor abrasador durante una hora aproximadamente.

Cruza el camino y ve por detrás de la Gran Mezquita (foto de arriba) a una callejuela angosta rodeada de pequeñas tiendas indias que venden parafernalia religiosa, bindis, incienso y ofrendas para los devotos que se dirigen a los templos hindúes en la callejuela. Es un excelente ejemplo del carácter cosmopolita y tolerante de Dubái. La callejuela lleva al zoco textil Bur Dubai (o Bazar Mina) y a las tiendas llenas de rollos de brocados destellantes, satines brillantes y pantuflas estilo Aladino decoradas con lentejuelas. Encontrarás también puestos que venden refrigerios callejeros de la India.

Desde aquí puedes tomar un abra, una pequeña lancha taxi, para cruzar el activo Dubai Creek hacia los zocos de Deira. Camina a través del fragante Zoco de Especias (foto de arriba) antes de dar vuelta a la esquina para visitar dos pequeños museos. Heritage House es una hermosa residencia de un mercader de perlas, y está junto a la escuela Al Ahmadiya, la primera escuela de la ciudad. Cerca de ahí, puedes admirar los relucientes aparadores de joyas elaboradas que se utilizan para dotes en el Zoco de Oro.

Regresa a través de las callejuelas repletas de gente hasta el muelle de abra para cruzar el Creek y seguir más allá de las residencias de los antiguos gobernantes hasta el sitio del primer asentamiento de Dubái en la boca del Creek, Shindagha. Ahora se ha establecido ahí la Villa de Herencia y Buceo de Dubái, una encantadora recreación de la villa de pescadores original y centro de perlas, en donde puedes cabalgar en un camello, probar los dulces del emirato y comprar suvenires tales como cafeteras de latón y alfombras de beduinos. Después, puedes disfrutar un festín árabe y aspirar una pipa de agua en el restaurante Kan Zaman de la zona costera, un lugar perfecto para terminar un día en Dubái.

Día 2: El presente futurista del Dubái moderno

Da 2 El presente futurista del Dubi moderno

La metrópolis del “Dubái moderno”, compuesta de enormes rascacielos, centros comerciales monumentales, elegantes hoteles y villas encantadoras, creció solamente en las décadas recientes, desde la década de 1970.

Inicia tu excursión con un crucero a lo largo de Jumeirah Beach Road en un taxi, y detente periódicamente para admirar las encantadoras playas de arena blanca en su camino a la primera maravilla arquitectónica de Dubái: el hotel Burj Al Arab de “siete estrellas” (foto de arriba). Cuando este edificio blanco con forma de vela (construido en una isla artificial) fue inaugurado en 1999, inició un tipo particular de expansión turística que no se ha detenido: una expansión que atrajo a visitantes por su arquitectura atrevida y maravillas de construcción tanto como por las suntuosas habitaciones de los hoteles y las galerías comerciales decoradas que tienen en el interior.

Desde aquí, puedes comprar alfombras orientales, suvenires o artículos para el hogar del Medio Oriente en la cercana Madinat Jumeirah (foto de arriba), un centro comercial con aire acondicionado moderno pero muy atractivo. Aquí puedes almorzar cualquier cosa desde fideos asiáticos o carne estilo americano hasta comida mediterránea o marroquí; si eliges tu mesa con cuidado podrás disfrutar vistas del Burj Al Arab a través de las vías de agua inspiradas en Venecia.

En forma alternativa, podrías tomar un taxi desde Burj al Arab hasta Dubai Mall (o pedir al taxista que te deje en una parada del metro para tomarlo e ir al centro comercial monumental). Hay ahí suficiente para mantenerte ocupado todo un día, incluidos un acuario enorme, incontables comercios y tiendas departamentales, zona de entretenimiento para niños, cafés, cines y restaurantes. Incluso si no te interesan las compras, es un lugar magnífico para observar a la gente.

Cuando termines, dirígete al hermosísimo Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo, y súbete a la plataforma de observación para ver panoramas espectaculares de Dubái (foto de arriba). Desde ahí podrás ver los impresionantes rascacielos que bordean Sheikh Zayed Road.

Si ya te has llenado de lo futurista, una vez en tierra dirígete al Zoco Al Bahar, otro centro comercial inspirado en “la vieja Arabia”. Aquí puedes obtener un asiento en alguno de los muchos restaurantes y bares de la zona costera, en una mesa desde la que se pueda ver la fuente danzarina y el altísimo Burj Khalifa. Conforme tus ojos siguen el contorno de esta maravilla de ingeniería hasta las nubes, puedes elevar tu copa y brindar por el milagro moderno que es Dubái.

Ya sea que te guste el lado tradicional o el moderno, encuentra más información sobre los mejores lugares de la ciudad en nuestra Guía de Dubái; además de consejos de expertos sobre dónde hospedarte

Ofertas en Hoteles

Descuentos y beneficios en hoteles alrededor del mundo para Tarjetahabientes American Express