El ser bendecido con niños hermosos no significa que tus vacaciones estén limitadas a tu país, ni siquiera a tu continente. Armada con los mejores consejos de padres que han viajado mucho, Claire Spreadbury nos revela cómo viajar largas distancias con los pequeñines

Todo padre necesita unas buenas vacaciones de vez en cuando, pero en un intento de evitar la molestia de un viaje largo y estresante muchos de nosotros escogemos quedarnos cerca de casa, limitando nuestro disfrute y las experiencias de nuestros hijos. Cualquiera que haya llevado a toda la familia y su equipaje en un auto últimamente te dirá que manejar a la costa puede ser tan estresante como volar a Barbados, si no es que más. Con un poco de preparación, estarás listo para irse. Todo lo que se requiere es un poco de preparación, y estarás listo para salir.

¿Está sentado cómodamente? El consejo más importante, para mí, es llevar el asiento del auto en el avión contigo. Esto puede sonar extraño, pero mis pequeños siempre duermen bien en el auto, así que tiene sentido que hagan lo mismo en el avión si están en el mismo asiento. Solamente asegúrate de verificar en el sitio web de la aerolínea para conocer las especificaciones, de forma que veas si tu asiento tiene el tamaño adecuado para el avión.

A prueba de bebés “Si estás pensando pasar del amamantar al biberón, planea eso para después del viaje”, dice Emily Shelley, madre de dos niños. “Me gustaría haberlo hecho yo. En lugar de hacerlo, empecé a dar biberón, aproximadamente tres semanas antes de volar de Londres a Canadá, a un niño de nueve meses, y pasé todo el vuelo intentando preparar la fórmula. Lleva un cambio de blusa para ti en tu equipaje de mano, también, ¡y el doble de la cantidad de toallitas para bebé y refrigerios que crees que necesitarás!”

En la mochila “Los libros para colorear y de acertijos, lectores electrónicos y revistas son artículos esenciales para el vuelo. Invierte en una buena mochila para niños con bolsas para crayolas y refrigerios”, dice la viajera frecuente Hannah Stephenson, mamá de Grace y William. “Antes de irte, haz nuevas listas de reproducción para iPods o iPads, y baja juegos que dos puedan jugar en una tableta”.

Comodidades para las criaturas “Como madre que ha viajado a Australia y Nueva Zelanda varias veces, normalmente sola con dos niños en edad preescolar, recomendaría reservar la primera parte del viaje durante la noche, dice Josie Clarke. “También, trate de registrarse primero para así poder elegir el asiento junto a la mampara, que tiene un moisés en el que el bebé puede dormir y más espacio para su maleta. En cuanto a alimentos, lleva una maleta de equipaje de mano de tamaño razonable, completamente llena de cosas que realmente le gusta comer a tu niño, y asegúrate de reservar de antemano la opción de alimentos de los niños”.

El regalo perfecto “Encontré que era buena idea comprar algunos juguetes sorpresa, que puede sacar durante el vuelo para mantenerlos entretenidos”, dice Kate Whiting, la mamá de Ollie, quien tiene año y medio. “Obviamente, nada que sea muy ruidoso. “Los libros son maravillosos para todas las edades, o para los muy pequeños, prueba una nueva marioneta de guante o un libro de actividades”.

Deja de preocuparte, “¡No pienses demasiado en ello!”, insiste la bloguera Corrina Stone, que tiene cinco niños. “Si lo haces, te sentirás abrumado, y no desearás ir a ninguna parte”.

¿Convencido? Realiza tu gran escape con ofertas fantásticas para viajes largos ahora mismo

Ofertas en Hoteles

Descuentos y beneficios en hoteles alrededor del mundo para Tarjetahabientes American Express