Estambul podría estar siempre pletórica de incontables actividades culturales, pero la ciudad tiene una gran selección de terapias de relajación, que encabeza la experiencia del baño turco tradicional, el hammam.

Hammams

Hammams

Estambul es una de las ciudades más bellas del mundo, con una historia fascinante y una situación geográfica sin par: Es la única ciudad que conecta dos continentes. Sin embargo, la metrópoli turca puede ser también agotadora, tanto para los turistas como para los residentes. Para escapar del ajetreo de las multitudes y el tráfico notable, hay muchas opciones únicas de relajación. La más popular es, naturalmente, el hammam, los mundialmente famosos baños turcos. Con raíces en la Roma antigua y desde el Imperio Otomano del siglo XVIII, los hammams eran el método más popular y común para bañarse en las grandes ciudades, y los mejores están ubicados en Estambul. Ésta es una tradición clásica, pero los hammams son todavía muy populares entre los residentes de la ciudad, y es la más completa técnica de exfoliación para todo el cuerpo.

Para los recién llegados a los hammam, la experiencia será inolvidable, puesto que incluso en los complejos de hammam modernos, puedes hacer un viaje en el tiempo y la belleza a los días del Imperio Otomano. El uso de hammams se divide en dos turnos: Durante el día para mujeres y durante la noche para hombres. Asegúrate de reservar con antelación, puesto que los miembros del personal que te atienden, tellaks (para hombres) y natirs (para mujeres), atienden solamente a una persona a la vez. Para empezar, un tellak o natir vierte agua sobre el cliente y lo lleva a gobek tasi, que es un área de mármol tibio para acostarse, descansar y sudar las toxinas, tal como en un sauna. Es una experiencia grupal tradicional dividida por género, pero los visitantes tienen ahora la opción de reservar salas privadas para ellos mismos y grupos pequeños. La experiencia termina con un baño de espuma de pies a cabeza y una sesión de exfoliación.

Kiliç Ali Pasa Hamami, ubicado en el distrito de moda Karakoy, es un favorito local, al igual que uno de los hammams más antiguo, pero todavía es un favorito de la ciudad moderna. A los clientes se les da la bienvenida con helados de agua hechos en casa a una atmósfera no muy turística pero tradicional, con productos para baño Molton Brown y un atuendo de lujo para hammam. Para aquellos que buscan tratamientos más allá de los rituales tradicionales, Kilic Ali Pasa es famoso también por sus servicios adicionales de masaje de cuerpo entero. ¿Alguien desea Zen para mente y cuerpo?

Para una experiencia de hammam a la antigua, ve a la Ciudad Vieja. Cagaloglu Hamami, cerca del Gran Bazar, es uno de los baños más grandes de la ciudad y es el lugar al que hay que ir para tener una experiencia real de baño otomano. Consiéntete con el “Servicio Mahmut Sultan 1” y siéntete como realeza durante y, especialmente, después del tratamiento.

Çemberlitas Hamami y Ayasofya Hürrem Sultan Hamami (en la foto arriba) son también dos ubicaciones de gran significado histórico que ameritan una visita, incluso si es solamente para un recorrido turístico casual. Ya que estás ahí… ¿por qué no consentirte?

Spas de hotel

Spas de hotel

Si los edificios históricos no son de tu interés, muchos de los spas de los hoteles ofrecen rituales hammam, que van desde los extremadamente lujosos hasta opciones más amigables para el presupuesto. Y no son solamente para turistas: seguramente podrás ver a residentes de Estambul disfrutándolos también.

El Cleopatra Ritual,un tratamiento de autocomplacencia de 90 minutos en Therapia Spa en Grand Tarabya (foto de arriba), es un favorito de los clientes con un baño de leche y miel, masaje de cuerpo entero y tratamiento de exfoliación. Y con ventanas de piso a techo que ofrecen una vista del Bósforo, te sentirás más que refrescado al final de tu sesión.

Para obtener el mejor masaje de tejido profundo después de una sesión de ejercicios o un largo día de búsqueda de antigüedades en Cukurcuma, dirígete a The SPA en el Four Seasons Hotel Estambul en el Bósforo. Ofrece un rango de terapias de masaje; sugerimos hacer una reservación con el terapeuta tailandés de alto nivel, Noki, para un masaje tailandés: definitivamente vale la pena desviarte de tu itinerario por Estambul. Para terminar como un verdadero residente de Estambul, llega al hammam al final del día.

Con la intención de liberar el estrés diario del cuerpo, CHI, The Spa en el Shangri-La Bosphorus Estambul está inspirado en las tradicionales filosofías curativas asiáticas. Para quienes prefieren una presión más leve, estas sesiones de spa están basadas en movimientos suaves de masaje en puntos de acupuntura en el cuerpo. Haz un recorrido por CHI con un masaje de equilibrio CHI combinado con un tratamiento tradicional Hammam para tener la mejor experiencia global.

¿Todavía en busca de una experiencia de spa genial y contemporánea en Estambul? Junto con las opciones clásicas de spa y un hammam, Pürovel Spa & Sport en Swissotel The Bosphorus, Estambul también provee un salón de relajación con una cama de agua caliente, ducha tropical, fuente de hielo y alberca salada. Te retamos a desear algo más, aquí.

Encuentra más de los mejores spas en todo el mundo, y mantén esa sensación fresca y revitalizada a donde quiera que vayas

Ofertas en Hoteles

Descuentos y beneficios en hoteles alrededor del mundo para Tarjetahabientes American Express