Ahora que terminó el receso de primavera, la fiesta apenas está comenzando para los visitantes más sofisticados de Cancún, escribe el autor local, Andrew Colon.

Refréscate con una Michelada

Para disfrutar de la auténtica fiesta mexicana, de forma segura, toma el autobús (el R1 o R2) hasta el centro de la ciudad de Cancún. Las calles de visita obligada son las avenidas Tulum, Yaxchilán y Bonampak, todas ubicadas en un radio de tres kilómetros. Las avenidas Tulum y Yaxchilán bordean el parque principal de Cancún, el Parque de Palapas, y toda el área está repleta de pequeños restaurantes, bares y lugares donde comprar recuerdos de tu viaje a mitad de precio del de la zona hotelera.

La Plaza de Toros de Cancún se convierte en un animado escenario de cantinas, pequeños bares y clubes con cerveza y tequila en abundancia. Los bares de cerveza, como Las de Guanatos, ofrecen más de veinte variedades de “micheladas”, un coctel mexicano preparado con cerveza, jugo de limón y un surtido de salsas y especias que se sirve helado en un vaso escarchado con sal. Además pueden añadirse opciones como pimientos, fruta e incluso ostras. También abundan los pequeños bares con música en vivo.

Frente a la plaza de toros está la Plaza Solare, con lugares para disfrutar de vinos y cervezas de todo el mundo en Wing’s Army y comida japonesa en Chowa. El McCarthy’s Irish Pub, ubicado en la misma plaza, tiene una excelente banda en vivo que ofrece sus propias versiones de los clásicos favoritos del rock and roll.

Participe un poquito de la magia de la cultura maya

Sería imperdonable estar tan cerca de una de las culturas más vibrantes y misteriosas del mundo y no participar de ella un poquito. Una visita a sitios como Cobá (con la pirámide escalable más alta de la península), Chichén Itzá (una de las nuevas maravillas del mundo) o Tulum (ruinas y acantilados junto al mar) será una experiencia inolvidable. Las excursiones a sitios arqueológicos son también una buena ocasión para hacer algunas compras, ya que los autobuses hacen paradas en los pueblos vecinos y te permiten aprovechar fantásticas ofertas en artesanías y piezas de arte locales.

Escápese al sur...

Si de verdad, pero de verdad, quieres escaparte de todo, ve a Playa del Carmen o Puerto Morelos. Mejor aún, reserve su hotel en cualquiera de estos dos lugares mágicos. Puerto Morelos queda a solo quince minutos del aeropuerto y ofrece los mejores enclaves de la zona para la práctica del snorkel. La pintoresca plaza central tiene restaurantes y pequeños bares, y muchos de sus dueños provienen de los Estados Unidos, el Reino Unido y Europa. Las playas vírgenes bordean el Arrecife Mesoamericano que comienza a corta distancia del litoral.

En Playa del Carmen, las tres palabras que necesitas recordar son “La Quinta Avenida”. Lo que los lugareños llaman “La Quinta” es un paseo peatonal que se extiende a lo largo de 35 cuadras y está lleno de restaurantes, cafés, tiendas, galerías de arte, hotelitos y bares. Imagínatela como una versión limpia de la Bourbon Street de Nueva Orleans, a un par de cuadras de distancia de una de las playas más hermosas del mundo. Playa Mamitas, en el extremo norte, es un fabuloso club de playa que ofrece comida, tragos, camastros playeros tamaño king y música de DJ en vivo. Aquí es probable que se divierta más que los adolescentes que llegan en sus vacaciones de primavera.

Foto © Blaine Harrington III/Alamy

Ofertas en Hoteles

Descuentos y beneficios en hoteles alrededor del mundo para Tarjetahabientes American Express