No puede negarse que la manera de viajar más amigable con el medio ambiente es, bueno... no viajar. Podrías elegir quedarte en casa haciendo composta y reciclando un día tras otro, pero te perderías un mundo maravilloso que te está rogando que lo explores. Así que no aceptes tu derrota en el frente ecológico. Prueba estos consejos fáciles de llevar a cabo para ayudarte a disminuir tu culpabilidad ecológica y convertirte en el mejor “viajero ecológico” posible.

Planeación previa al viaje

Planeacin previa al viaje

Levanta la mano si estás de acuerdo: la aviación es una fuente importante de emisiones de carbono; pero hay maneras de volar más ecológicamente. Si tienes la opción de elegir entre varias aerolíneas hacia tu destino, investiga sus compromisos corporativos y sociales para ver qué esfuerzos están haciendo para volverse más sustentables. Son buenas señales si invierten en flotas nuevas, más eficientes energéticamente, e instalan aletas en sus aviones para reducir la resistencia aerodinámica y ahorrar combustible. Sin embargo, algunas aerolíneas se preocupan por mirar el panorama completo y hacen grandes esfuerzos para reciclar desechos de a bordo, usan vehículos terrestres más limpios o se aseguran de que las empresas de apoyo, como los proveedores de alimentos, también cumplan con normas estrictas de sustentabilidad. Elige la aerolínea que se ajuste mejor a tus necesidades ecológicas.

También puedes poner algo de tu parte tomando vuelos directos cuando sea posible; ayuda también usar boletos y pases de abordar electrónicos en lugar de imprimirlos. Volar en clase económica aumenta tus puntos ecológicos porque los asientos de la clase económica maximizan el espacio del avión, haciendo que esos pasajeros tengan una menor huella de carbono. Haz un esfuerzo por empacar una maleta lo más ligera posible con el objeto de reducir el peso total del avión, y descarga mapas electrónicos y guías turísticas en lugar de cargar con las pesadas versiones impresas.

Con Dao Vietnam

Elegir el lugar adecuado para tu estadía es otra manera de ayudar al planeta. Muchos hoteles han tratado de operar de una manera más amigable con el medio ambiente, pero algunos lo hacen con un mayor éxito. Si un hotel solamente dice que es “ecológico” o amigable con la ecología, tómalo con reservas. Busca información específica sobre los pasos que están dando para mejorar su desempeño, como detalles sobre cómo han instalado iluminación inteligente, han eliminado el agua embotellada y filtran su propia agua, han reemplazado los pequeños recipientes de artículos de tocador con botellas grandes y rellenables o han cambiado a un sistema de tarjetas que apaga las luces y el aire acondicionado automáticamente cuando los huéspedes salen de sus habitaciones. Busca también certificaciones de terceros como Green Globe, Green Key y LEED, todas ellas evidencia de logros ecológicos. Six Senses Con Dao Vietnam (foto de arriba) ha ganado numerosos premios por su diseño ecológico y su sustentabilidad, evidencia inequívoca de su compromiso con la protección ambiental.

¿Vas a algún lugar cálido? Asegúrate de llevar productos biodegradables y amigables con el medio ambiente que no contribuyan a la contaminación de los ecosistemas sensibles. Puedes también llevar tu propia botella de agua reutilizable (en donde el agua de la llave sea potable), de manera que no contribuyas a las montañas de botellas de plástico desechadas.

Antes de salir de casa, ajusta tu termostato de manera que no pierdas energía por sobrecalentamiento o enfriamiento de una casa vacía, y desconecta los aparatos electrodomésticos, incluyendo televisores y computadoras. Si estás planeando estar fuera de casa por un tiempo significativo, busca configurar un dispositivo inalámbrico que te permita controlar todo, desde tu termostato hasta las clavijas, y más, a través de tu dispositivo móvil, incluso si estás a millas de distancia de tu casa. De esta manera, podrías bajar la temperatura cuando estés de vacaciones para ahorrar energía y luego subirla de nuevo el día que regreses a casa. Conveniencia y comodidad simultáneos.

Cuando no estés en casa

Cuando no ests en casa

Una vez fuera de casa, no abandones de repente los hábitos ecológicos que mantienes en ella. Si no cambias tus toallas y ropa de cama diariamente en casa, trata de no hacerlo tampoco cuando estés en vacaciones. Mantener la misma ropa de cama durante tu estadía tiene un gran efecto en el uso de agua y detergentes del hotel. Si no hay una tarjeta en la habitación que explique cómo renunciar al cambio diario de blancos, informa al personal de limpieza que deseas mantener los mismos, o, si lo prefieres, puedes poner el letrero de “no molestar” en la puerta cada que salgas de manera que ellos dejen todas las cosas como las hayas dejado.

Al igual que en tu casa, si hay aparatos electrodomésticos en tu habitación del hotel que no estés usando, desconéctalos, y evita usar el aire acondicionado tanto como sea posible. Si lo usas, ajusta la temperatura a un nivel razonable y apágalo cuando las ventanas estén abiertas. Si hace calor afuera, mantén la habitación fría en forma natural cerrando las cortinas cuando salgas durante el día.

Mantén el consumo de agua tan bajo como sea posible tomando duchas rápidas y no baños de tina. De esta manera, no solamente estarás ahorrando agua valiosa, sino también la energía usada para calentarla. Recuerda también evitar dejar la llave abierta mientras te cepillas los dientes o mientras te afeitas.

Obviamente, la manera en la que escojas explorar tu destino tendrá un impacto ambiental. Considera si podrías usar transporte público en lugar de alquilar un auto en las vacaciones; es mucho más ecológico, económico y a menudo más rápido. Si no puedes evitar el hábito de alquilar un auto, utiliza empresas con flotas más nuevas y eficientes energéticamente, y si puedes, opta por un vehículo híbrido o eléctrico.

Mejor aún, camina a todas partes o aprovecha uno de los sistemas gratuitos (o económicos) de alquiler de bicicletas disponibles en muchas ciudades, desde Adelaida hasta Albuquerque. Puedes incluso reservar una excursión a pie con un guía local que te pueda dar a conocer un barrio particular con más detalle.

En resorts de la costa, estarás haciendo al mundo un favor si evitas deportes motorizados en el agua y optas por actividades más suaves y menos perturbadoras de la naturaleza como paseos en kayak, buceo con snorkel y senderismo. Aléjate de los campos de golf si te es posible, especialmente en áreas en las que se sabe hay problemas con el suministro de agua. Los campos de golf consumen mucha agua y requieren grandes cantidades de fertilizantes, pesticidas y herbicidas para mantenerlos en condiciones que agraden a los jugadores.

Muchos hoteles ofrecen programas para que los huéspedes pasen tiempo contribuyendo a una causa valiosa o reuniéndose con la comunidad local. Puedes participar en opciones como ayudar a construir una escuela, sembrar cultivos o recolectar basura de la costa, y generar un verdadero efecto positivo en la comunidad durante tus vacaciones. Si estás pagando por el privilegio, verifica a dónde se va el dinero: debes estar seguro que va a ir a la comunidad y no a las arcas del hotel.

Puedes ayudar también a la comunidad de la localidad gastando tu dinero en forma ecológica. Compra en mercados de granjeros o pequeñas tiendas independientes en lugar de hacerlo en grandes cadenas de supermercados; come en lugares propiedad de los residentes y bebe licores, vinos y cerveza producidos localmente en lugar de los que fabrican las grandes marcas internacionales. En lo que se refiere a suvenires, busca artesanías locales en lugar de artículos producidos en serie que se traen de miles de millas de distancia. También ten cuidado de no comprar productos que provengan de especies de plantas y animales en peligro, incluso si el vendedor afirma que son antigüedades; prefiere, en cambio, mercancías hechas con materiales locales, reciclados o renovables.

Si estás listo para poner en práctica estas técnicas ecológicas en tus próximas vacaciones, empieza a planearlas e inicia tu búsqueda aquí.

Ofertas en Hoteles

Descuentos y beneficios en hoteles alrededor del mundo para Tarjetahabientes American Express