Han fascinado, desconcertado y muchas veces frustrado a las personas a lo largo de la historia, pero las auroras boreales son, indudablemente, uno de los más maravillosos espectáculos naturales del mundo.

La oportunidad de ser testigos de este fenómeno natural de partículas eléctricamente cargadas que entran a la atmósfera de la tierra en los polos magnéticos atrae a un número cada vez mayor de turistas cada año. Desde torbellinos de rayas verdes hasta cortinas rojas llenas de ondas, no hay dos espectáculos que sean iguales.

He aquí nuestra recomendación de los mejores lugares para ver la aurora boreal.

El mejor para los aficionados al aire libre: el lago Inari, en Finlandia

La mayoría de las personas asocia la aurora boreal con paisajes nevados, pero se ha visto aparecer las luces en Escandinavia incluso en agosto.

Cualquiera que tiemble al pensar en temperaturas en picada, deberá planear un viaje en el otoño al Lago Inari, en Finlandia, en donde por la noche todavía se está a una temperatura relativamente templada de cinco grados bajo cero.

En esta época, los días con más horas de luz permiten caminatas por los bosques de abedul y paseos en bote para cruzar el lago, que sirve también como un gran espejo para las luces que aparecen por la noche.

En la década de los años cuarenta, los gambusinos encontraron oro en la región, y es todavía posible buscar el precioso metal en la cercana Saariselkä con bandeja. Ésta es solamente una de las muchas riquezas que pueden ofrecer estas tierras remotas en la frontera con Rusia.

El mejor para exploradores intrépidos: Svalbard, Noruega.

La más septentrional de las masas de tierra antes del Polo Norte, ubicada muy por encima del límite del bosque, es el archipiélago de Svalbard en Noruega, que agradará a los viajeros que gustan de aventuras extremas. Hogar de más osos polares que personas, es un ambiente hostil pero hermoso y notablemente accesible durante todo el año.

Los visitantes pueden volar a Longyearbyen, un poblado de 2,000 residentes en la isla principal, Spitsbergen, en donde incluso hay una galería de arte (Galleri Svalbard).

De noviembre a enero, las 24 horas de oscuridad aumentan la probabilidad de ver la aurora, con la opción de explorar el prístino desierto ártico en motos para nieve o trineos tirados por perros husky.

El mejor para la fotografía: Jökulsárlón, Islandia

Reykjavik es una opción popular para los viajeros que desean combinar la búsqueda de auroras boreales con un descanso en la ciudad pero, en realidad, necesitarás viajar fuera de la población para escapar la contaminación de la luz y encontrar cielos nocturnos despejados.

Dirígete al sudeste a Jökulsárlón, el lago glacial más grande de Islandia, al borde del Parque Nacional Vatnajökull, en donde las aguas llenas de icebergs brindan un escenario fantasmal para las luces de las auroras boreales desde septiembre hasta mayo.

Este lugar ha sido mostrado en varias películas famosas de Hollywood, como Batman inicia y En la mira de los asesinos, y es un lugar favorito de fotógrafos profesionales. La imagen ganadora en el concurso de Fotógrafo Astronómico del Año de 2014 fue la foto de una aurora que se tomó aquí.

El mejor para espectáculos garantizados: Yellowknife, Canadá

A sólo 400 km del Círculo Ártico, la ciudad de Yellowknife es la puerta de entrada al ártico canadiense y muchos la consideran el mejor lugar en la región para ver las auroras boreales.

La ciudad se encuentra justo debajo del cinturón de auroras, en donde se supone que los espectáculos son de mayor intensidad. También ocurren sobre su cabeza y no en el horizonte, lo que significa que usted puede recostarse, ver el espectáculo y realmente caer bajo el embrujo de la naturaleza.

Los cielos despejados son esenciales para ver las luces y, debido a un bajo nivel de lluvias, Yellowknife está libre de nubes durante más de 240 días al año.

El mejor para la investigación científica: Alberta, Canadá

¿En quién se puede confiar mejor que en los científicos cuando se trata de elegir un destino para ver las auroras boreales? Athabasca en Alberta alberga una estación de la NASA en la que se llevan a cabo estudios sobre los efectos magnéticos de la aurora.

Los visitantes a la provincia pueden iniciar su trayecto en la ciudad principal, Edmonton, que aunque es una de las de crecimiento más rápido en Canadá es un gran lugar para admirar uno de los más espectaculares fenómenos naturales. Los cielos oscuros están a corta distancia de la ciudad, aun cuando se ha sabido que aparecen bandas verdes sobre los rascacielos de la ciudad.

Ofertas en Hoteles

Descuentos y beneficios en hoteles alrededor del mundo para Tarjetahabientes American Express