Richard Torregrossa es un novelista y periodista radicado en San Diego que tiene debilidad por la combinación única de sordidez y glamour de Las Vegas. Es el autor de Cary Grant: A Celebration of Style, y el thriller Terminal Life.

El “Rat Pack” —Frank Sinatra, Dean Martin, Sammy Davis Jr, Peter Lawford y Joey Bishop— disfrutó de su reinado en Las Vegas durante los años cincuenta y sesenta. Durante el día filmaban películas (entre ellas, la versión original de La gran estafa) y de noche se presentaban en el Sands y el Caesar’s. Es decir, vivían la vida al máximo y se dedicaban de lleno al alcohol, las mujeres y las baladas. Lauren Bacall, que en ese momento salía con Frank, un día los vio volver arrastrándose después de una noche de juerga y les dijo: “Parecen un montón de ratas”, de ahí el apodo. de “pandilla de ratas” (en inglés, “Rat Pack”). Y el apodo se les quedó. El “Rat Pack” hace mucho que dejó de existir, pero algo de su espíritu festivo todavía puede encontrarse en Las Vegas, si sabe adónde ir.

El casino no es gran cosa, pero baje por las escaleras hasta el galardonado restaurante Hugo’s Cellar, en el Four Queens Hotel, y cruce una puerta que lo llevará al pasado: Sinatra solía beber y cenar aquí. Sin brillos, sin pompa. Este es un restaurante clásico del centro, rigurosamente de la vieja escuela. Es tranquilo y elegante. Los camareros visten de esmoquin. Lo primero que hago es acercarme a la barra para tomar un Martini hecho por expertos —con gin, no vodka— y para conocer las novedades de la ciudad de boca de los animados cantineros. El salón comedor, con sus lujosos reservados circulares, tiene una iluminación tenue y romántica, y los filetes de res, en especial el excelente filete de costilla, son jugosos y muy sabrosos.

Circus Circus no puede competir con el Aria y los hoteles más nuevos del Strip, pero tiene lo que a ellos les falta: The Steak House un restaurante que recibió votación como el mejor de Las Vegas durante más de 20 años. El comedor es acogedor e íntimo, está revestido en caoba, sin superficies duras ni iluminación estridente, y exhibe pinturas de temática rural sobre las paredes verdes. Acomódate en uno de los cubículos de cuero rojo, pide un coctel y te sentirás el presidente de la junta directiva. La carne de res se madura durante 21 días para ablandarla y darle un sabor distintivo, y luego se cocina al carbón en un asador abierto. También son famosos por su sopa de frijoles negros y sus panes recién horneados.

El restaurante Piero’s no existía en la época de Frank, pero es fácil imaginarlo sentado en una mesa con un bourbon con hielo, esperando que le sirvan la especialidad de la casa, el “ossobuco”. El ambiente distinguido atrae a un público a la última moda, así como a los residentes que buscan una experiencia retro. Y la encuentran con creces. Me gusta sentarme en la barra a escuchar al trío de jazz, a menudo junto a alguna persona que, por su aspecto, bien podría haber aparecido en Los Soprano o en Casino, una de las películas que se filmaron aquí. El glamour no defrauda, y tampoco la comida.

Si estos sitios no tienen suficiente espíritu “Rat Pack” para lo que buscas, ve a The Rio Crown Theatre, situado en 3700 West Flamingo Road Las Vegas, NC 89103, a ver “The Rat Pack is Back”. Las pantallas de video muestran clips de Las Vegas en su apogeo para entrar en ambiente antes de ofrecerle una orquesta de 12 instrumentos, y artistas imitadores, asombrosamente parecidos a la pandilla original, que bromean sobre el escenario y ofrecen números clásicos. Nadie supera a los verdaderos, pero estos tipos se les acercan muchísimo.

Foto de Getty Images

Ofertas en Hoteles

Descuentos y beneficios en hoteles alrededor del mundo para Tarjetahabientes American Express