El clima en el hemisferio norte puede estarse enfriando, pero al otro lado del planeta es el momento perfecto para absorber el sol veraniego. La escritora de Ciudad del Cabo, Vanessa Raphaely, comparte sus breves escapes favoritos de algunas de las más grandes ciudades del hemisferio sur.

Isla Lord Howe, Australia

Southern hemisphere travel Lord Howe Island Australia

Un vuelo de dos horas desde Sídney te lleva a esta joya, protegida por la UNESCO, en la que solamente se permiten 400 visitantes en un momento dado. Una vez ahí, puedes holgazanear, practicar el surfeo, remar o pescar en las aguas turquesa del Mar de Tasmania, descansar en playas rodeadas de árboles de baniano y palmeras kentia, o bucear con snorkel y echarte clavados desde el arrecife de coral situado más al sur del planeta. ¿Te sientes lleno de energía? Asciende caminando los 875 metros de altura del Monte Gower para ser recompensado con paisajes dramáticos; pasea en bicicleta por los bosques subtropicales, o sigue los senderos de la costa para tener encuentros cercanos con aves marinas poco comunes (la isla es uno de los principales lugares para observación de aves de Australia). Incluso hay un campo de golf de nueve hoyos. Para una isla pequeñita, esto se acerca a la perfección.

Hospedaje

El pequeño y elegante hotel boutique Capella Lodge es el alojamiento más lujoso que puede encontrarse en Lord Howe, pero también encontrarás apartamentos y casas de playa a buen precio salpicadas alrededor de la isla.

Punta del Este, Uruguay

Punta del Este Uruguay

Conocido también como el St Tropez/Hamptons/Marbella de América del Sur, Punta del Este (a menos de una hora de vuelo de Buenos Aires) cumple sobradamente estas designaciones, con yates de millones de dólares atracados en la marina, tiendas y restaurantes de alto nivel, y un club de admiradores VIP que incluye a Naomi Campbell, Zinedine Zidane y Natalia Vodianova, para presumir solo unos cuantos nombres. Sin embargo, si te alejas del club nocturno, te deleitarás con kilómetros de playas doradas desiertas, dunas de arena y lagunas que se alargan hasta el lejano Brasil. En la temporada pico (mediados de diciembre a mediados de enero), la población de Punta se incrementa de 15,000 a 250,000, cuando la gente privilegiada invade la península desde Uruguay, Argentina y más allá. Así que espera a que se vayan las multitudes. A mediados de enero, encontrarás que el clima sigue siendo perfecto, el mar está tibio, y los hoteles ofrecen un valor mucho mejor por el dinero.

Hospedaje

En el Atlántico Boutique Hotel la mayor parte de las habitaciones tienen grandes terrazas una vista ininterrumpida de 180 grados del mar, las playas, el faro y la Isla de Lobos.

Bali, Indonesia

Southern hemisphere travel Bali Indonesia

Los residentes de Yakarta que están en busca de descanso, relajamiento y escape, están a solamente dos horas de vuelo de Bali, la “Isla de los dioses” y lugar espiritual de moda, gracias al exitoso libro de Elizabeth Gilbert Eat, Pray, Love (Comer, rezar, amar). Siempre ha sido popular por sus volcanes, sus fotogénicos arrozales, su deliciosa comida y sus excelentes olas para surfear, pero su fortaleza real reside en el valor consistente y las amplias posibilidades de elección, tanto para el hedonista como para el buscador de la verdad. Quédate tierra adentro alrededor de Ubud si prefieres los templos y los valles a las playas, o ve al sur para elegir tu preferido entre los resorts frente a la playa, desde Kuta (si tu presupuesto es bajo) hasta Nusa Dua (para una estancia de lujo de cinco estrellas). Jimbaran es excelente para comer mariscos y disfrutar del atardecer, Tanjung Benoa para los deportes acuáticos y Seminyak, a 20 minutos del aeropuerto, tiene algunas de las mejores playas y restaurantes de la isla.

Hospedaje

El Anantara Seminyak Bali Resort, que tiene exclusivamente suites, está en un lugar privilegiado en la playa y tiene un glamoroso bar de azotea que es perfecto para tomar cocteles al atardecer.

The Garden Route, Sudáfrica

The Garden Route Sudfrica

Es un vuelo de tan solo 50 minutos entre Cuidad del Cabo y George, que te pone en el corazón de la famosa Garden Route del Cabo, en donde los vacacionistas llenos de energía pueden disfrutar de casi cualquier actividad veraniega imaginable. Esta parte del país siempre ha brindado una tremenda variedad de actividades, incluidos ciclismo de montaña, tirolesa, cabalgatas, observación de ballenas, surfeo, buceo o simplemente caminatas a lo largo de playas impolutas e interminables. Ahora puedes añadir a la mezcla auténticas experiencias de safari, gracias al lanzamiento de la Reserva de Caza Gondwana, justo en las afueras de Mossel Bay, en donde los “cinco grandes” y otras superestrellas de la vida silvestre deambulan en libertad frente el glorioso escenario de las cordilleras Outeniqua y Langeberg.

Hospedaje

En la popular población costera de Knysna, The Conrad Pezula Golf Resort and Spa ofrece un entorno sofisticado y una ubicación en el acantilado desde donde se pueden admirar las locuras más famosas del área, los bellos aunque falsos castillos de la Playa Noetzie.

Paraty, Brasil

Paraty Brasil

Hay más en la vida de las playas brasileñas que la tristemente célebre Copacabana. Conduce cuatro horas al oeste de Río de Janeiro, a la villa colonial de pescadores de Paraty, y descubrirás el aspecto playero más encantador del país. Paraty, un sitio Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, tiene una arquitectura colonial hermosamente conservada, calles adoquinadas perfectas para Instagram, y una muy ajetreada cultura de cafés y bares. Es el tipo de lugar en el que los niños juegan en la plaza del pueblo a todas horas del día y de la noche, donde la música se escapa de los bares y restaurantes hasta las calles aledañas, y las largas noches de verano pueden fácilmente verse pasar en uno de los muchos bares amigables de la ciudad, mientras disfrutas de la cachaça local (ron de caña de azúcar). El campo que la rodea tiene abundantes selvas verdes, que se extienden hasta un fiordo que casi parece nórdico en Mamangua y las playas impolutas en Trindade y Praia do Sono. Lo más encantador de todo son las 65 islas idílicas en la bahía: hay muchas cosas peores que podría hacer un visitante que pasarse unos cuantos días explorándolas junto con la tripulación de una embarcación local.

Hospedaje

Ubicada a unos 25 minutos caminando desde el viejo pueblo, la Pousada Rumo dos Ventos es pequeña, relajada y sin pretensiones, con monos residentes que se encargarán de tu diversión.

¿Tienes poco tiempo pero muchas ganas de darte una rápida escapada? Aprovecha tu fin de semana al máximo con unas mini-vacaciones antes de que el lunes se aparezca nuevamente.

Ofertas en Hoteles

Descuentos y beneficios en hoteles alrededor del mundo para Tarjetahabientes American Express