La bloguera oriunda de Tennessee, Gillian McGuire, compila una guía indispensable de Roma, su ciudad adoptiva, para quienes van allí a vivir o de visita. Siga leyendo para conocer sus recomendaciones sobre la ciudad.

Después de muchos años de vivir en África me mudé a Roma en 2006, y me enamoré a primera vista de su caótica belleza. Pasé mi primer año caminando por cada calle adoquinada que veía y buscando todas las pinturas de Caravaggio que pudiera encontrar. Hoy, varios años después, todavía me deleito al ver el Coliseo desde la puerta de mi casa, y me encanta compartir mis descubrimientos sobre este estupendo lugar.

La época de las fiestas en Roma se alarga hasta fines de enero, ya que las decoraciones navideñas siguen brillando todo el mes, y las calles y “palazzos” continúan engalanados con luces para iluminar la oscuridad invernal. Pasee por la zona comercial del Tridente, alrededor de la via del Corso, via Condotti y via Borgognona para ver los diseños de los escaparates clásicos y los más extravagantes. La ventana del imponente “palazzo” de Fendi siempre causa sensación. Encontrará árboles decorados en la cima de la escalinata de la Plaza de España, en el Coliseo y en la Plaza Venecia; el enorme árbol de la Plaza de San Pedro no se enciende sino hasta la víspera de Navidad.

El Fin de Año en Roma es La Festa di San Silvestro, una fiesta que dura hasta la madrugada. Puedes cenar langosta y trufas, y beber “prosecco” bien helado a medianoche en el elegante restaurante Antico Arco, que está situado en 7 Piazzale Aurelio, en la cima de la colina Giancolo, lo que te garantiza una vista perfecta de los fuegos artificiales. Si buscas una opción más alborotada, únete a las masas en la via Fori Imperiale para disfrutar de una noche de conciertos y espectáculos cómicos, coronada a medianoche por los fuegos artificiales sobre el Coliseo.

Los festejos continúan hasta la noche del 6 de enero, cuando se celebra la Epifanía, fiesta en la que la bruja La Befana sobrevuela la Plaza Navona arrojando caramelos y “carbón dulce” a los niños que esperan abajo. Durante todo enero todavía es época de “panettone”, un pan levado en forma de cúpula y relleno de frutas abrillantadas o chocolate, y de “pandoro”, un pastel en forma de estrella espolvoreado con azúcar impalpable. Los mejores los encontrarás en Antico Forno Roscioli, ubicado en 34 Via dei Chiavari; en Romeo, ubicado en 26/a Via Silla; y en Cristalli di Zucchero, ubicado en 88 Via di San Teodoro.

Foto de Alamy

Ofertas en Hoteles

Descuentos y beneficios en hoteles alrededor del mundo para Tarjetahabientes American Express