¿Quién le teme a un poco de lodo? Nosotros no. No deberías temerle después de leer nuestros consejos expertos para disfrutar lo mejor (y evitar lo peor) de los diversos festivales mágicos musicales del mundo

¡Escuchemos lo que tiene que decir sobre la rica y variada complejidad de la temporada de festivales musicales de verano! Lo que alguna vez fue un confiable ritual alternativo que involucraba tres días de lavarse con toallitas húmedas, sentir los efectos de la cruda y comer fideos fríos, ¡ahora incluye… Comodidad! ¡Excelente comida! ¡Hasta sanitarios con descarga de agua! Incluso la música suena mejor. ¿Qué tiene eso de malo?

Sin embargo, puesto que la escena de los festivales de música es más variada y vasta que nunca antes, puede ser intimidante aprender a navegar por ella. No temas: nuestra guía de supervivencia está aquí…

Así que... ¿cuál festival?

As que cul festival

Decide qué experiencia deseas. ¿La tradicional de pasar tres días en una tienda de campaña con sidra alrededor de una fogata además de las magníficas bandas indie y de rock? Si no obtuviste boletos para los grandes eventos como Glastonbury o Coachella, no te preocupes: hay fines de semana más cortos y maravillosos como CloudspottingEnd Of The Road en septiembre, que ofrecen una diversión más íntima en el Reino Unido; el festival Nelsonville de Ohio ofrece la experiencia adecuada y cercana a casa de indie-folk-rock; y el festival Secret Solstice de Islandia es alentadoramente pequeño, con un magnífico elenco; y todo bajo la luz de un sol de 24 horas. Si lo que deseas es música de baile a una escala más manejable (bajo un sol y un paisaje gloriosos), prueba Worldwide en el hermoso pueblo francés de Sète o Soundwave en Croacia, a la orilla del mar. Estas opciones continentales pueden ser todavía más divertidas: a menudo verás bandas importantes por menos dinero, y además te impregnas de algo de cultura.

¿Deseas más elegancia en el lugar? Prueba Port Eliot en Cornwall para tener alojamiento en lujosos remolques Airstream, y Wilderness en Oxford para disfrutar de tinas de hidromasaje, espectaculares caravanas gitanas y pescado frito y papas fritas de J Sheekey. O bien, si estás planeando acampar en Bonnaroo en Tennessee, Le Bon Tents ofrece cuatro niveles de opciones inteligentes para acampar, llegando hasta las verdaderamente lujosas cabañas.

Si prefieres usar B&B, no te sientas culpable; todo mundo lo hace hoy en día. Anota varios números de taxi en tu teléfono, anota los lugares para abordarlos en tu brazo con tinta indeleble, y resérvalos cuando tengas 4G. O aún mejor: ve a un festival pequeño en una ciudad en donde TIENES que permanecer bajo techo. Los antiguos festivales tradicionales del Reino Unido incluyen Great Escape de Brighton y el Festival N.º 6 de Portmeirion, mientras que Primavera y Sonar de Barcelona lucen excelentes este año, al igual que Bilbao BKK, al norte de España. Al otro lado del mar, Lollapalooza de Chicago tiene una buena selección de paquetes de hoteles, y el favorito de Canadá, Oshaega, tiene pases de alojamiento que te enganchan con habitaciones para descansar tras el festival.

Antes del festival

Antes del festival

¿Acampando? Compra o pide prestada la mejor tienda de campaña que puedas, además de una lona o protector contra la lluvia y lentes de sol (nunca sabes cuándo los necesitarás). Agrega algunos utensilios básicos para cocinar y lo necesario para desayunar en tu primera mañana (a nadie le gusta estar hambriento cuando siente que está a punto de caérsele la cabeza). Lleva también 3,000 bolsas de plástico para basura, toallitas húmedas y, si estás en el Reino Unido, SÍ, CLARO QUE NECESITAS LLEVAR “WELLIES” (botas de hule); no dejes que nadie te convenza de lo contrario.

¿Llevas a los niños? Empaca algunos trajes impermeables, MÁS BOTAS DE HULE, más toallitas húmedas, y más refrigerios de los que podría comer Homero Simpson. Y no entres en pánico; los niños son más resilientes de lo que piensas.

Si el buen clima está garantizado, no dejes de llevar la lona para crear un lugar sombreado para sentarte y proteger tu tienda del sol, y luego céntrate en el bloqueador solar, sandalias de punta cerrada (para zapatear) y trajes de baño (un chapuzón en la mañana lo cura todo).

Finalmente, quienquiera que seas, lo que sea que estés haciendo, asegúrate de llevar un cargador portátil para teléfono. Tu colección de fotos de festivales y tus amigos perdidos te lo agradecerán.

En el festival

En el festival

Planeación: Tienes que aceptar, desde el primer día, que no verás todos los espectáculos que planeas ver. No se pretende que los festivales sean un trabajo. En cambio, escucha a tu nueva banda favorita en el Random Stage, mientras das vueltas con tu enésima cerveza.

Sin embargo… las regaderas tienen menos gente a media tarde (o, naturalmente, poco antes del amanecer). Planea tomar una ducha y después te sentirás sobrehumano.

La comida de festival es magnífica en estos días, pero no es barata. Planea pagar precios de bar y tu barriga estará feliz.

Dirígete a áreas que se ven menos organizadas y estructuradas y encontrarás cosas mágicas, como pequeñas librerías y grutas, pistas para baile iluminadas y pianos, fogatas y esculturas, o si eres de la vieja guardia y estás de suerte, una fiesta rave improvisada… ahí es donde radica la magia del festival.

Después del festival

Despus del festival

Cuando llegues a casa, tómate tres duchas, incluso si te has hospedado en un RV con tu mayordomo. Luego empieza a planear el siguiente…

Y no tienes que ir muy lejos para obtener inspiración; mantén la actitud y sensación festiva durante todo el año con la selección de nuestro editor de los mejores destinos para fiestas del mundo

Imágenes, de arriba a abajo: Glastonbury; End of the Road; Wilderness; Secret Solstice, Brynjar Snær; Bonnaroo, Tom Tomkinson

Ofertas en Hoteles

Descuentos y beneficios en hoteles alrededor del mundo para Tarjetahabientes American Express