Viajar es una de las mejores maneras de abrir tu mente y obtener perspectiva, pero descubrir nuevos destinos viajando solo, puede traer aún más beneficios. Puedes ser más egoísta, seguro de ti e independiente y todo esto antes de bajarte del avión...

Ámsterdam, Holanda

Hay pocas maneras para quitarse el estrés de la vida moderna que sean mejores que caminar por los pacíficos canales que entrecruzan esta ciudad holandesa. Es muy seguro caminar (o andar en bicicleta) y, tanto residentes como viajeros, se congregan con frecuencia en los famosos cafés color café, los “pubs” tradicionales que los residentes usan como una extensión de la sala de su casa. Hay incluso un restaurante dedicado a los comensales solitarios: Eenmaal monta mesas para una persona y se describe a sí mismo como “un lugar atractivo para una desconexión temporal”. Puedes encontrar una contemplación adicional en alguna de las tantas galerías de arte de Ámsterdam. El Rijksmuseum, que reabrió en 2013 después de una renovación de 10 años, es el hogar de “‘La ronda de noche”’ de Rembrandt; mientras que el Museo Van Gogh estará marcando el aniversario 125o de la muerte del artista en el 2015, con eventos especiales que incluyen un nuevo edificio de entrada y un nuevo diseño de exposiciones.

Ibiza, España

Si tienes la luz del sol, el mar y un buen libro, no hay necesidad de interacción con otros humanos. Sin embargo, es importante elegir un lugar en la arena con mucho cuidado, especialmente si vas a tomar el sol estando solo. Pese a su reputación de lugar de fiestas, la isla balear Ibiza tiene varios lugares relajados para elegir. Cala d’Hort en la costa suroeste atrae a los fotógrafos, los amantes de lo espiritual y los admiradores de la naturaleza, que vienen a ver el atardecer sobre las pétreas islas Es Vedra y Es Vedranell. No tienes que pasar todas tus vacaciones solo. Con bares y clubes en toda la isla, Ibiza está llena de actividades sociales y es fácil hacer nuevos amigos. Pueden encontrarse los mejores clubes a lo largo de la Playa den’Bossa. El pueblo de Ibiza ofrece una buena combinación de vida nocturna, playa e historia, siendo la máxima atracción la Dalt Vila (pueblo alto) protegido por la Unesco.

Boston, EE. UU.

Establecer una conversación con extraños puede ser complicado, pero una vez que te encuentras intereses comunes, es realmente muy fácil. Un tema que parece interesar a la mayoría de las personas es la comida. Desde cenar en restaurantes gourmet hasta comprar antojos de puestos callejeros, viajar comiendo alrededor de la ciudad es una gran y sociable manera de comprender la cultura local. Boston tiene una escena culinaria emocionante y una de las mejores maneras de descubrir las deliciosas gemas ocultas y conocer nuevos amigos entre cervezas y hamburguesas es con los Boston Foodie Tours. Su excursión más popular es a Beacon Hill y Back Bay, e incluye una parada en un café para desayunar, el cual es popular entre la élite. Otra excelente opción son los Boston Wine Tasting and Walking Tours, que incluyen probar deliciosos platillos en algunos de los mejores restaurantes locales. También se reúnen camiones de comida en el Rose Kennedy Greenway, una red de parques rescatados de un distribuidor vehicular lleno de tráfico en la ciudad, en donde puede encontrar también fuentes, jardines de flores y exposiciones al aire libre.

Ofertas en Hoteles

Descuentos y beneficios en hoteles alrededor del mundo para Tarjetahabientes American Express