Alexander Lobrano creció en Connecticut y vivió en Nueva York y Londres antes de mudarse a París en 1986, donde reside en la actualidad. Escribe sobre gastronomía y viajes para el New York Times, el Wall Street Journal, el Guardian y Conde Nast Traveller, y ha escrito un libro, Hungry for France

Los parisinos siempre han tenido una gran relación con la carne, pero los nuevos y modernos restaurantes de carnes de la capital francesa los están convirtiendo en verdaderos ‘connoisseurs’. Pero ¡oh, sorpresa!, La carne del menú de muchos de estos lugares no viene de Normandía o Limousin, sino de Argentina, Alemania, el Reino Unido y los Estados Unidos.

Para tranquilidad de los parisinos, esta carnicería gala sigue siendo el lugar más elegante para comer carne en París: se trata de las mesas de madera maciza de la nueva tienda del carnicero estrella Hugo Desnoyer, ubicada en una tranquila esquina residencial del elegante distrito 16 (Boucherie Hugo Desnoyer Table d’Hotes, 28 rue du Docteur-Blanche; teléfono + 33 1 46 47 83 00; cierra domingos y lunes). Desnoyer, quien provee a restaurantes de tres estrellas Michelin, como L’Astrance y Pierre Gagnaire, compra la carne en granjas que conoce personalmente, situadas en Limousin y otras regiones ganaderas de Francia. Además, estos maravillosos filetes se sirven acompañados de vegetales como papas bebé y rabanitos salteados en manteca salada. La lista de vinos es excelente, y la excentricidad de comer en una carnicería han convertido al lugar en uno de los más candentes de París.

¿Quiere conocer el costado indómito de la ciudad? Vaya a The Beef Club en Les Halles, el antiguo barrio del mercado, justo en el corazón de París. Allí preparan buenos tragos y sirven carne bien madura del principal competidor de Desnoyer, el carnicero Yves-Marie Le Boudonnec (Le Beef Club, 58 Rue Jean-Jacques Rousseau, distrito 1; + 33 1 54 37 13 65; abre solo para cenar). La iluminación tenue del salón comedor de mosaicos blancos crea una atmósfera libertina, y el ambiente se adapta perfectamente a las modernas fiestas de los parisinos más jóvenes.

La “restaurateur” Caroline Rostang, hija del chef Michel Rostang, tiene éxito con su recién inaugurado Café des Abattoirs, cerca de la plaza del mercado Saint Honoré (Le Café des Abattoirs, 10 rue Gomboust, distrito 1; + 33 1 76 21 77 60). Siéntese en la barra para probar un menú de comida corrida que comienza con “hors d’oeuvres” de huevos rellenos y embutidos, después le sigue una jugosa “bavette” (falda) con salsas caseras; la mejor es la de tomate y rábano picante, pero la de barbacoa agria es buena, e incluso hacen su propia mostaza.

El chef Akrame Benallal, una de las jóvenes estrellas de París, deleita a una multitud de poderosos ejecutivos en su nueva dirección, un restaurante de carnes que queda justo enfrente a su restaurante Akrame (Atelier Vivanda, 18 rue Lauriston, distrito 16; + 33 1 40 67 10 00; cierra sábados y domingos). Aquí encontrará excelente carne de res Black Angus, gran parte de la cual proviene de América, servida con cinco diferentes guarniciones caseras hechas con papa: papas asadas, puré de papas, papas Dauphine, tortilla de papas y papas al gratín. Los clientes asiduos de este lugar de ambiente muy relajado también adoran la tarta de chocolate de postre. Dondequiera que vaya en París, siempre encontrará algo para deleitar el paladar.

Ofertas en Hoteles

Descuentos y beneficios en hoteles alrededor del mundo para Tarjetahabientes American Express