Una selección de las mejores aventuras aurales del mundo, desde importantes súper clubes hasta una peregrinación de Presley

Nueva Orleans, EUA

Nueva Orleans EUA

Para Jazz y metales de lo más alegres y jubilosos

Nueva Orleans: la cuna del jazz. No es de sorprender que no puedas dar vuelta a una esquina sin encontrar otra brillante banda, ya sea tocando en la calle, o llenando la noche con sus cantos. Frenchmen Street es el clásico lugar a visitar, prueba Snug Harbor para ver a los gigantes del jazz moderno o Three Muses para disfrutar de una magnífica cocina y jazz gitano. También puedes tomar un taxi para salir de la ciudad al ruinoso Maple Leaf Bar, si estás disponible una noche de martes: aquí los viejos y los jóvenes se aglomeran para disfrutar las melodías de moda y con alto volumen de la fabulosa Rebirth Brass Band, residentes de Maple Leaf desde 1990. No te pierdas tampoco las tocadas todas las noches en el Preservation Hall del siglo XVIII en el Barrio Francés, a corta distancia caminando del New Orleans Jazz National Historical Park y la muy apreciada Maison Bourbon (en la foto) y hospédate en el Hotel Monteleone, que tiene un bar giratorio y música los jueves, viernes y sábados. Finalmente, si tienes la fortuna de estar en la ciudad durante el último fin de semana de abril o el primero de mayo, el New Orleans Jazz & Heritage Festival ha sido un evento de visita obligada desde 1970. Tanta música y tan poco tiempo.

Berlín, Alemania

Para ir a súper clubes, y un descanso armonioso

Si deseas visitar clubes correctamente, debes empezar por Berghain. Ubicado en una cavernosa planta abandonada de energía situada en la frontera entre Kreuzberg y Friedrichshain (¿entiendes?), tiene un piso para bailar a 18 metros de altura, un bar con vistas panorámicas de Berlín oriental, y tocadas regulares de los mejores DJ de techno y dance del mundo. Su política de acceso es famosa por ser estricta, y no hay reglas bien establecidas para garantizar la entrada, pero una vestimenta informal (el negro no hace daño) y unas cuantas palabras de alemán son una buena manera de empezar. Si eso falla, las mejores alternativas incluyen Tresor (en la foto) o Watergate. En donde sea que termines, puedes recuperarte en el cercano nhow Music Hotel, que alberga estudios musicales, una cabina de grabación y fabulosos sistemas de sonido en cada habitación. ¿Necesitas una recuperación más suave? Recorre la fascinante colección de instrumentos orquestales a lo largo de la historia en el Kulturforum de Tiergarten.

Memphis, EUA

Para una experiencia total de Elvis Presley, y un viaje profundo al corazón del blues

Todo el mundo sabe de Graceland, pero es una experiencia conmovedora ir ahí; es relativamente pequeña en términos de las súper estrellas modernas y la tumba del Rey está en un humilde jardín. De todas formas, la pared de cascada de la Jungle Room, la sala con tres televisores y las paredes plisadas del salón de billares son todas tan excesivas como pudieras desear. Hospédate en el Heartbreak Hotel cruzando la carretera, donde todo el día hay películas de Elvis en tu habitación, y divertidos dobles de Elvis llenan el bar fuertemente decorado. Cuando estés en la ciudad no te pierdas el recorrido por los fabulosos Sun Studios, o el Stax Museum of American Soul Music, lleno de recuerdos. Y si puedes disponer de un día adicional, conduce 90 minutos hacia el suroeste hasta Clarksdale, Mississippi, donde encontrarás el fascinante Delta Blues Museum, el extravagantemente brillante Cat Head Records y el cruce de caminos en donde se dice que el pionero del blues Robert Johnson le vendió el alma al diablo.

Liverpool, Reino Unido

Liverpool Reino Unido

Para las pequeñas y excelentes historias detrás de la banda más grande del mundo

El ya brillante museo Beatles Story abrió un nuevo local en Liverpool’s Pier Head en 2009, y sus alegrías siguen llegando. Hay una excelente exposición de la manera en que los grupos de beat de la década de los sesenta llegaron a América, además de la historia de los Beatles contada a través de música, animación y efectos en cuatro dimensiones. Después de eso, toma el igualmente psicodélico autobús del Magical Mystery Tour, una excursión por la ciudad natal de los Fab Four, dirigida por un guía que recuerda a los muchachos antes de que se hicieran famosos. Termina en el brillantemente remodelado Cavern Club para disfrutar de música en vivo, y luego cena en Blakes (nombrado así en honor al artista de la portada de Sergeant Pepper, Peter). Descansa la cabeza en el adyacente Hard Day’s Night Hotel, luego levántate temprano al día siguiente para una excursión de National Trust a las casas de la infancia de John Lennon y Paul McCartney, tu también podrías tocar Let It Be en el piano en el que McCartney la escribió.

Italia

Italia

Para aprender a cantar con las estrellas

¿Te gustaría pasar cinco días cantando con los mejores exponentes de la música folclórica nominados para el Mercury? Los ganadores del premio Radio 2, The Unthanks, son uno de los muchos actos prestigiosos que marcan el rumbo para el brillante equipo de Singing Holidays, este año en el maravilloso escenario de Abruzzo (en la foto), la región más verde de Europa. ¿No tienes preparación musical? No temas. Solamente preséntate y serán tuyas las sesiones matutinas de canto, la espectacular comida italiana y el hospedaje en espléndidas casas del pueblo. Los cursos clásicos con la Orquesta de Cámara de Viena y los cantantes profesionales están también disponibles en el lugar, y cada uno de ellos termina con un concierto estelar.

¿Listo para enfrentarte a la música? Déjanos llevarte ahí; haz clic y ‘reserva tu viaje’ ahora

Ofertas en Hoteles

Descuentos y beneficios en hoteles alrededor del mundo para Tarjetahabientes American Express