El fotoperiodista y oriundo de Sídney Ian Lloyd Neubauer captura las imágenes, sonidos, sabores y olores del bullicioso Barrio Chino de la ciudad

Casi todas las ciudades de Australia tienen un Barrio Chino, aunque ninguno es más grande o mejor que el de Sídney. Y, como tantos otros de nuestros viejos barrios, tiene una historia oscura e ilustre a la vez. Hace más de un siglo, el Barrio Chino de Sídney era un conjunto de fumaderos de opio y salones de apuestas.

La Australia de hoy ha dado un giro completo aceptando a la comunidad china y su arquitectura, festivales y alimentos. El Barrio Chino de Sídney ha seguido esa tendencia evolucionando hasta volverse una de las atracciones más populares de la ciudad: un gran espectáculo bullicioso, apresurado e iluminado con neón, con la extravagancia de restaurantes asiáticos, tiendas de abarrotes, tiendas de pasteles, estilistas, clínicas médicas y tiendas de chucherías. ¡Y vaya que ha crecido! El distrito llega ahora mucho más allá de su corazón histórico en el centro comercial de Dixon Street para abarcar 12 calles de la ciudad entre Darling Harbour y Central Station.

Sabrás que has llegado al Barrio Chino cuando veas los letreros de neón en varios idiomas del centro comercial Dixon Street Mall. El centro comercial tiene, en sus extremos, grandes arcos ceremoniales construidos con fondos recaudados por los comerciantes locales e inscritos con frases muy usadas pero llenas de buenas intenciones tales como: ‘En busca de la amistad entre Australia y China’. En ambos lados de los arcos hay grandes esculturas de leones, aparentemente realizadas bajo la guía de expertos en feng shui para ofrecer protección contra los chismes del cercano Paddy’s Market.

Ubicado en la esquina de las calles Hay y Thomas, Paddy’s Market es un extravagante lugar para comprar, en donde los precios son bajísimos y se alienta el regateo. Desde los miércoles hasta los domingos, se llena con puestos rebosantes de lentes de sol, flores, DVDs, ropa, joyas, artículos para el hogar, la mayor colección de souvenirs australianos hechos en China del país y una señora entusiasta que vende réplicas de espadas samurái. Los fines de semana encontrarás también un bullicioso mercado de productos agrícolas, en donde los encargados de los puestos anuncian a gritos frutas y verduras frescas, vendidas a precios de mayoreo.

A corta distancia del Barrio Chino, en el extremo sur del distrito de entretenimiento de Darling Harbour, está un conjunto con altas paredes que es la sede del Jardín chino de la amistad. Modelado en los jardines detallados de la Dinastía Ming, es un lugar de paz y tranquilidad, con estanques llenos de carpas koi, pabellones y pagodas, sauces llorones y plantas exóticas, así como una casa de té china tradicional. El jardín fue regalado a Sídney en 1988 por su ciudad hermana Guangzhuo para celebrar el bicentenario de Australia.

Los viernes a partir de las 16:00 horas, Dixon Street cobra vida alojando el Chinatown Night Market. En sintonía con el ambiente del Barrio Chino, el mercado es un lugar lleno de estudiantes asiáticos, artistas y jóvenes diseñadores que venden ropa, joyas, velas aromáticas, linternas de papel, calcetines, accesorios para teléfonos inteligentes y juguetes de peluche; pero, sobre todo, comida.

Los puestos del Night Market venden exquisita comida callejera de Taiwán, Corea, Vietnam, Tailandia, Malasia, Japón, Indonesia y China. La variedad de ofertas compite con los mercados de comida de Bangkok y Hanói.

’En un pequeño centro comercial adyacente al Dixon Street Mall, me encontré uno de los muchos salones de belleza del Barrio Chino. El propietario, Max Tan, un chino-americano de Singapur que ha vivido en Sídney durante más de 20 años, me dijo que se requiere la habilidad de un especialista para cortar el cabello de un asiático. ¿Corta Max el cabello de los no asiáticos? “Claro que sí”, dice él. “Podemos cortar el cabello de cualquier persona”.

Golden Century Seafood Restaurant, una institución de Sídney por más de 25 años, que se encuentra en 399 Sussex Street es el restaurante más emblemático del Barrio Chino. La fachada de piso a techo de peceras entrelazadas tiene cangrejos de lodo del tamaño de tapones para llantas de automóvil, langostinos tigre, cangrejos de río y langostas de rocas como éstas, la mayor de las cuales tiene un peso impresionante de 3.9 kg. Las recomendaciones del chef incluyen pipis vivos (un tipo de almeja) con salsa XO, cangrejo de la nieve con pimienta negra, ostiones al vapor y pato asado lentamente.

Hay un callejón paralelo hacia el extremo sur de Dixon Street que se llama Kimber Lane. Allí verás una instalación, muy poco usual, obra del artista de Sídney Jason Wing llamada Entre dos mundos. Esta instalación, que forma parte de un programa continuo de $20 millones para mejorar los espacios públicos del Barrio Chino, comprende tres elementos entrelazados: murales híbridos de nubes rosas en las paredes, diseños similares a plantas grabados en el pavimento y figuras metálicas de cupidos suspendidas que brillan en la noche y observan a los visitantes mientras se dirigen a sus casas.

Ofertas en Hoteles

Descuentos y beneficios en hoteles alrededor del mundo para Tarjetahabientes American Express