Después de gastar energía en las pistas, ansiarás una magnífica comida. No te conformes con un resort de esquí con opciones de comida convencional. Encuentra los mejores destinos para esquiar y comer, disfruta de almuerzos de alta cocina en las montañas y de cenas hedonistas, elegida por la editora de viajes Jill Starley-Grainger.

Whistler, Canadá

fish curry Christines Whistler Blackcomb
Foto: Megan Wilson, Whistler Blackcomb

Calificado como el mejor resort de esquí en Norteamérica por la revista Ski Magazine por tres años consecutivos, las credenciales como centro de esquí de Whistler son tan sólidas como sus glaciares y les permiten a los esquiadores disfrutar de las pistas durante todo el año. Y siendo el área para esquiar más grande del continente, te podrías quedar aquí una semana y nunca bajar por la misma pista dos veces.

En la montaña, deslízate hacia el recién renovado Christine’s para un tranquilo almuerzo. El chef ejecutivo viene del aclamado Hawksworth Restaurant en el cercano Vancouver, y sirve una cocina igualmente estelar “locavore” (local y de estación) aquí, en la que destacan en particular los mariscos recién pescados, así como el curry de pescado de Keralan (foto de arriba) o el Hamachi.

Por la noche, el pueblo rebosa de lugares para comer (más de 150), pero es esencial reservar con semanas de antelación. La revista Vancouver Magazine nombró a Araxi, Alta Bistro y Bearfoot Bistro como los tres mejores restaurantes de Whistler, así que haz esas reservaciones ahora mismo. ¿Te olvidaste de llamar con antelación? El lugar más picante del pueblo, The Mexican Corner, estuvo en cuarto lugar en la lista, no acepta reservaciones y sirve ardientes quesadillas, fajitas y enchiladas.

Courchevel, Francia

Le Kintessence Courcheval France
Foto: Matthieu Cellard

Con el brillo de su impresionante colección de estrellas Michelin, incluso el más exigente aficionado a la buena comida no pasará hambre en Courchevel. Este conjunto de cuatro villas interconectadas tiene ocho restaurantes con el envidiable premio, tres de los cuales tienen dos estrellas Michelin cada uno. Y, dado que las colinas de Courchevel son parte de la vasta área de esquí de Tres Valles, encontrarás pistas amplias para todos los niveles de pericia en el esquí. Lo mejor es preparar un almuerzo para llevar a las pistas y tener allá un día de campo, de modo que puedas ahorrar para derrochar en la cena en el pueblo, donde encontrarás las mejores opciones.

La alta cocina llega a la cumbre en Le Kintessence, en la cima de la montaña; es un hotel-restaurante con estrellas Michelin que se especializa en mariscos. Cena con platillos artísticamente decorados de crustáceo asados o langosta azul en el comedor íntimo, mientras ves la caída de la nieve sobre las colinas a través de las ventanas de piso a techo.

Para menús de chefs de altura Michelin sin el alto precio, el consejo es probar Le Chabotte. Los clásicos simples y bien preparados, como la pechuga de pollo en filete con col a la mantequilla, cuestan alrededor de 30 EUR por tres tiempos en este bistró amigable, que es supervisado por el mismo chef que el lujoso Le Chabichou de al lado.

Park City, Utah

Elk strip loin Zoom Park City

Si no te atrae el deslumbrante escenario gastronómico de Courchevel, puedes relajarte en Park City. Uno de los resorts más populares y prometedores de Estados Unidos, recientemente se unió al vecino Canyons Resort para ofrecer la mayor área de esquí en el país.

La atmósfera aquí es el Viejo Oeste, en donde el atuendo típico que puede verse fuera de las pistas es jeans Wrangler y botas vaqueras mientras las personas van de las cantinas a los lugares para comer en las calles adyacentes al bello centro histórico del pueblo. Sin embargo, a pesar de este ambiente simple, Park City recibe un gran número de celebridades cada mes de enero para el Sundance Film Festival, fundado por Robert Redford. Es también donde encontrarás su restaurante, Zoom, que sirve “sustanciosa cocina estadounidense”, como “mac and cheese” trufado y lomo de alce (foto de arriba). Asegúrate de conseguir una mesa.

En las pistas, hay 16 lugares para satisfacer tu hambre, incluyendo platillos noruegos que se sirven en una yurta. Y en el centro del pueblo, hay más de 100 lugares para tentar tus papilas gustativas; la mayor parte ofrecen cocina estadounidense, desde hamburguesas de búfalo estilo Salvaje Oeste en el No Name Saloon, hasta pollo frito estilo sureño en Handle. ¿Tienes sed? Tómate un whisky en la única destilería del mundo que está en un centro de esquí, High West, en la base de las pistas Quittin’ Time.

Zermatt, Suiza

Venison CERVO Puro Zermatt

Un centro sin automóviles, con chalets de troncos del siglo XIX, y una ubicación directamente bajo la cumbre de la majestuosa montaña Matterhorn hacen de Zermatt el resort más atractivo de los Alpes. Y su vasto territorio significa que a los buenos esquiadores nunca les faltará una nueva pista. Puedes incluso ir esquiando hasta Italia (¡no olvides tu pasaporte!). Uno de los mejores lugares para los profesionales de esquí, hay suficientes pistas inclinadas y desafiantes para mantenerte ocupado todos los días.

Difícilmente tendrás tiempo para esquiar entre las magníficas comidas de sus cerca de 60 lugares para comer junto a las colinas. Ningún resort en el mundo ofrece tantos buenos restaurantes de montaña como Zermatt. Son tan famosos entre los amantes del esquí que gustan de la buena comida que, a diferencia de otros restaurantes en las pistas, se le recomienda reservar con antelación para asegurar una mesa.

Deslízate por las colinas hasta CERVO Puro, cerca del telesilla Sunnegga Express al fondo del valle. Ofrece cobijas a los comensales para que puedan empaparse de sol en su terraza mientras degustan platillos francoitalianos, desde risotto de calabaza hasta venado con Spätzli, pera caramelizada, castaña, coles de Bruselas y jugo de arándano (foto de arriba).

Siendo Suiza, en algún momento vas a desear una comida de queso fundido. Afortunadamente, hay docenas de restaurantes en la montaña y en el pueblo que ofrecen raclette (queso derretido sobre pan) y fondue (queso fundido en una cazuela). Toma tu fondue al aire libre en tu traje de esquiar para disfrutar realmente del paisaje y calentar tu estómago.

Si tienes ansias de esquiar y de deliciosa comida cerca de las pistas, busca tu escape ideal de esquí para amantes de la comida aquí y pasa a hacer reservaciones.

Ofertas en Hoteles

Descuentos y beneficios en hoteles alrededor del mundo para Tarjetahabientes American Express